CALIDAD EDUCATIVA

  

Un sistema de gestión de la calidad es el conjunto de normas interrelacionadas de una empresa u organización por los cuales se administra de forma ordenada la calidad de la misma, en la búsqueda de la satisfacción de las necesidades y expectativas de sus clientes. Entre dichos elementos, los principales son:

1. Estructura de la organización: responde al organigrama de los sistemas de la empresa donde se jerarquizan los niveles directivos y de gestión.

2. Estructura de responsabilidades: implica a personas y departamentos. La forma más sencilla de explicitar las responsabilidades en calidad, es mediante un cuadro de doble entrada, donde mediante un eje se sitúan los diferentes departamentos y en el otro, las diversas funciones de la calidad.

 3. Procedimientos: responden al plan permanente de pautas detalladas para controlar las acciones de la organización.

 4. Procesos: responden a la sucesión completa de operaciones dirigidos a la consecución de un objetivo específico.

 5. Recursos: no solamente económicos, sino humanos, técnicos y de otro tipo, deben estar definidos de forma estable y circunstancial.

  Existen unos estándares de gestión de calidad normalizados, es decir, definidos por un organismo normalizador, como ISO, DIN o EN, etc. que permiten que una empresa con un sistema de gestión de la calidad pueda validar su efectividad mediante una auditoría de una organización u ente externo. Una de las normas más conocidas y utilizadas a nivel internacional para gestionar la calidad, es la norma ISO 9001 (última revisión ISO 9001:2008), que es la que actualmente tenemos en el Centro, aunque estamos preparándonos para cambiar al modelo EFQM promulgado por la European Foundation for Quality Management (EFQM). Este sistema permite, no sólo lograr los máximos objetivos de calidad en el trabajo ejecutado, sino que permite optimizar los recursos hasta los niveles de generar la Excelencia en la Gestión.


Lograr la máxima Calidad en nuestros alumnos y en la enseñanza, así como la máxima rentabilidad y optimización de los procesos se ha convertido en un reto de gran importancia.